envíos nacionales e internacionales / we ship internationally

Los rótulos de la CDMX / Alcaldía Cuauhtémoc como patrimonio

rotulosCDMX


El diseño es comunicación, lo cual implica una etapa de investigación y otra de desarrollo para llegar al resultado final. No es arte sino un medio para comunicar algo que sin dudas tiene que satisfacer al cliente, pero sobre todo debe cumplir con ciertas especificidades que hagan que aquello que estamos diciendo se entienda fácilmente.

Los rótulos también son una forma de comunicación implementada a través del oficio del rotulista, ese que a veces trabaja a la par del diseñador y, otras, lo hace por su cuenta, porque al ser un oficio tiene la versatilidad de servir a otra profesión o simplemente manifestarse por su cuenta, lo cual lo convierte en algo de un valor único, ya que representa la idea de quien encarga este oficio y muchas veces de quien lo plasma. Eso lo hace único, irrepetible y parte de la cultura popular. Nos interpela a todos, nos hace sentir parte de algo más grande y aporta una identidad única.

En una ciudad donde la imagen oficial cambia con cada gobierno nuevo, los rótulos de la Ciudad de México nos aportan esa identidad única, reconocible desde cualquier ángulo.

La comunicación personal de Sandra Cuevas, alcaldesa de la Delegación Cuauhtémoc, con respecto a la “limpieza” indiscriminada de los rótulos en los puestos de comida tiene muchos puntos que llaman la atención y la hacen insostenible.

1. Que la comunicación de esta nueva medida se haga a título personal. O por lo menos que eso parezca. Esto incluye responder tuits personalmente, muchas veces de manera muy agresiva, entre otras cosas.
2. El uso de frases como “adecuarse al orden y disciplina de este nuevo gobierno”, lo cual denota cierto autoritarismo. O decir que “La perspectiva con que se mira este asunto desde otras alcaldías no es la misma que se vive en Cuauhtémoc” … ¿cuál es esa otra perspectiva?
3. En palabras de los comerciantes, la misma Alcaldía los obligó a pintar ellos mismos sus puestos para poder, después, llegar a pegar un sticker de Cuauhtémoc o dejarles un esténcil con esta imagen.

Desde el lado del diseño, me pregunto si en esa Jornada Integral para el Mejoramiento del Entorno Urbano donde se decidió borrar los rótulos había un comité o representante que pudiera opinar como diseñador. Lo mismo un urbanista.

Varias cosas se desprenden de esta terrible acción contra nuestro valor gráfico y popular.

Si la justificación oficial para borrar semejante identidad es limpiar la delegación, sin dudas hay acciones mucho más urgentes que esta. Una es el sistema de recolección de basura, un tema que no está en agenda y es de suma urgencia. ¿Cómo es posible que para sacar la basura pase un camión comúnmente en muy malas condiciones tocando una campana? Esto supone que siempre hay que estar en el domicilio para poder sacar la basura el día y a la hora que esta campana suene, dando por sentado que hay alguien 24 horas en casa dispuesto a esto, o que se le paga a alguien que trabaja en casa para que lleve a cabo dicha labor o que se le paga a alguien informalmente para que la acerque a un camión. Por su lado, quienes recogen la basura en esos camiones no tienen ropa adecuada ni guantes u otros elementos de seguridad para su salud.

Además del sistema de recolección de basura, las banquetas y calles de la delegación Cuauhtémoc son cada vez más difíciles de transitar debido a su deterioro, lo cual pone en peligro a todos los que la circulan. Hablamos de repavimentar de la mejor manera posible, no de arreglar temporalmente.

Si las palabras elegidas por la alcaldesa fueron “orden y disciplina” seguramente hay temas más urgentes que la limpieza de rótulos. Según el comunicado que posteriormente compartió la Alcaldía cada puesto debe contemplar ciertos espacios y reglamentos, pero seguramente la mejor manera de “limpiar” y homogeneizar este tipo de comercio sea revisando las instalaciones eléctricas, hilos que sostienen toldos, deterioro de algunos puestos, el uso de banquetas que entorpecen el paso de la gente, y otras cuestiones que servirían para tener los espacios más limpios visualmente y más justos en cuanto al uso de la vía pública. Seguramente estos temas sean más urgentes que pintar los puestos para luego agregar la nueva imagen de la delegación que, al haber sido encargada por esta nueva dirigencia, no queda más que pensar que es publicidad directa para el gobierno de turno.

No queda fuera de discusión que esta misma persona haya invertido recursos en rediseñar el logo de la Alcaldía, lo mismo que hizo Claudia Sheinbaum incluso antes de haber asumido como gobernadora de la Ciudad de México a través de un concurso, y el presidente de la República con la imagen del país.

No es posible seguir cambiando la imagen de un país, ciudad o alcaldía con cada cambio de gobierno. Los ciudadanos y los lugares se mantienen y debería mantenerse una sola imagen. Además de no generar una marca propia y reconocible tanto nacional como internacionalmente, el cambio de imagen con el gobierno de turno genera una no-identificación con el entorno y un gasto de recursos enorme, primero pagando por el trabajo de rediseño y después aplicando esa nueva imagen a un nivel macro. Ni hablar si se hace en concurso donde puede participar cualquiera sin importar que sea un diseñador profesional.

La imagen comunica y por tanto debe ser hecha por quienes se dedican a esto. No es arte, es comunicación.

La duda es cuán independiente es un trabajador puestero. Dejando de lado la corrupción que entorpece cualquier proceso y asusta al más débil, si cada puestero paga por poder lucrar en el espacio elegido, ¿cuánta autonomía tiene? ¿Cuáles son sus derechos y obligaciones? Estas preguntas pueden ayudar a, tal vez, entender un poco mejor las decisiones autoritarias de la alcaldesa.

Como sea, los rótulos son parte de nuestra cultura gráfica popular. No puede ser que nos quiten esto tan fácilmente. No puede ser que no tengamos pasado. No puede ser que tengamos un futuro impuesto.

Los rótulos son nuestro patrimonio.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $0.00